Mercado de cambios

6/9/2022

Mercado de cambios

El peso inicia la sesión mostrando una depreciación de 0.27% o 5.3 centavos y cotizando alrededor de 20.03 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 19.9476 y un máximo de 20.0375 pesos por dólar. En el mercado cambiario se observa un dólar fuerte, con el índice ponderado avanzando 0.19% frente a sus principales cruces. El desempeño del dólar se debe a que continúa la incertidumbre sobre el crecimiento económico global en los próximos meses y particularmente el crecimiento económico en Europa, con la creciente crisis energética. Ayer el gobierno ruso confirmó que se detuvo el suministro de gas hacia países de Europa por motivos políticos y que se reanudará hasta que se retiren las sanciones impuestas a raíz de la invasión de Ucrania. La compañía de energía del estado ruso, Gazprom, también ha señalado que venderán gas a China, aceptando pagos en rublos rusos y yuanes.

Entre los principales cruces del dólar se observa un comportamiento mixto, con el yen japonés mostrando un retroceso de 0.94%, el shekel israelí perdiendo 0.41%, el yuan chino 0.37%, el dólar australiano 0.34% y el rand sudafricano 0.29%. Cabe notar que, con la caída del yen japonés, el tipo de cambio alcanzó una cotización de 142.10 yenes por dólar, nivel no visto desde el 31 de agosto de 1998. La caída del yen está asociada a la expectativa de una postura monetaria más restrictiva en Estados Unidos, mientras que el Banco de Japón planea mantener una postura monetaria ampliamente flexible, lo que se conoce como divergencia en las posturas de política monetaria. Las divisas más apreciadas son la libra esterlina con 0.53%, el rublo ruso con 0.42%, el florín húngaro con 0.41% y la corona sueca con 0.39%. La apreciación de la libra llevó a su cotización frente al dólar a un nivel de 1.1609 dólares por libra, ante la especulación de que la nueva primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, planea congelar los precios de la electricidad y del gas en los niveles actuales. Lo anterior podría ser favorable para el crecimiento económico, aunque representaría un costo para las finanzas públicas del Reino Unido.

Los commodities inician la sesión con resultados mixtos, con el WTI retrocediendo 0.49%, cotizando en 86.44 dólares por barril, ante un retorno en las preocupaciones relacionadas con la demanda, por los riesgos a la baja para el crecimiento económico global, entre los que destacan: la crisis energética de Europa, las medidas de confinamiento en China y la adopción de una postura monetaria más restrictiva por parte de los principales bancos centrales. Algunos metales industriales inician la jornada con pérdidas, como el cobre que retrocede 0.34% y cotiza en 7,705 dólares por tonelada métrica, mientras que el aluminio y el níquel pierden 1.05 y 0.13%, respectivamente. Finalmente, el precio del oro avanza 0.09% y cotiza en 1,712.01 dólares por onza.

En cuanto a eventos relevantes de política monetaria, el Banco de la Reserva de Australia subió su tasa de interés en 50 puntos base a 2.35%, su mayor nivel desde 2015 y acercándose a la tasa neutral en ese país que se ubica cerca del 2.5%. El movimiento de la tasa era ampliamente esperado por el mercado. De acuerdo con el comunicado de política monetaria, planean seguir subiendo la tasa de interés durante los próximos meses con el objetivo de regresar la inflación a un nivel entre el 2 y 3%. En el segundo trimestre la inflación en Australia se ubicó en 6.1%. Cabe recordar que en la semana están programados varios anuncios de política monetaria relevantes, destacándose el Banco de Canadá mañana miércoles a las 9:00 horas y el Banco Central Europeo el jueves a las 7:15 horas. Se espera que ambos bancos centrales suban sus tasas de interés en 75 puntos base.

En cuanto a indicadores económicos en México, el INEGI publicó las cifras de Inversión Fija Bruta correspondientes a junio del 2022, en donde se muestra que la inversión creció a una tasa mensual de 0.66%, tras haber disminuido 1.14% en el mes anterior. A tasa anual, la inversión creció 8.52%, siendo esta la mayor tasa desde enero del 2022 y cierra la primera mitad del año promediando un crecimiento anual de 6.25%.

Al interior, el crecimiento de la inversión en junio se debió principalmente a la inversión en maquinaria y equipo (distinta a la de equipo de transporte), con la de origen nacional creciendo 4.41% mensual y la importada 2.35% mensual. También destacó el crecimiento de 1.21% en la inversión no residencial, mientras que la residencial cayó 1.33%.

Con respecto a los niveles pre pandemia (febrero 2020), la Inversión Fija Bruta muestra un crecimiento de 2.14%, aunque existen algunos rezagos significativos en la inversión en equipo de transporte, tanto nacional (-11.96%) como importado (-4.91%), y la construcción en general (-10.15%). Hacia adelante se espera que la inversión se mantenga relativamente estancada ante un entorno macroeconómico de elevada incertidumbre.

Por su parte, el indicador mensual de consumo privado mostró un crecimiento moderado de 0.14% mensual en junio, avanzando a una tasa anual de 6.81% y mostrando un crecimiento con respecto a febrero del 2020 (pre pandemia) del 3.03%. Al interior, el crecimiento del mes estuvo explicado por el consumo de bienes importados a una tasa mensual de 4.12%. Por su parte, el consumo de bienes y servicios de origen nacional se contrajo 0.24% mensual, con un rezago respecto a niveles pre pandemia de 0.22%. El mayor rezago se observa en el consumo de servicios que en junio se contrajo 0.39% y acumula dos meses consecutivos a la baja. Si bien la tasa anual muestra un crecimiento del 7.48%, explicado por el crecimiento mensual sostenido entre septiembre del 2021 y abril del 2022, todavía se observa un rezago de 2.14% con respecto a niveles pre pandemia.

Mercado de Dinero y Deuda

En el mercado de dinero, la tasa de los bonos M a 10 años muestra pocos cambios con respecto al cierre del lunes, ubicándose en 9.01%. En Estados Unidos, la tasa de las notas del Tesoro a 10 años muestra un incremento de 7.6 puntos base, ubicándose en 3.26%. El movimiento al alza de las tasas a 10 años en Estados Unidos es significativo y está asociado a un resurgimiento de la especulación sobre el ritmo futuro de incrementos a la tasa de interés por parte de la Reserva Federal.