Mercado de cambios

17/6/2022

Mercado de cambios

El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.84% o 16.9 centavos, cotizando alrededor de 20.43 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.2186 y un máximo de 20.7014 pesos, ubicándose entre las divisas más depreciadas en la sesión. En la canasta amplia de principales cruces, el rublo ruso fue la divisa más depreciada perdiendo 2.63%, seguido del rand sudafricano con 1.42%, el peso chileno con 1.10%, el peso mexicano con 0.84%, el shekel israelí con 0.47% y el dólar canadiense con 0.40%. La depreciación se debe principalmente a un incremento de la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, pues la expectativa de posturas monetarias más restrictivas para los principales bancos centrales a nivel global afecta las expectativas de crecimiento. Debido a esto, entre las divisas más depreciadas destacan las de economías emergentes.

A pesar de esto, varias divisas de las más relevantes ganaron terreno frente al dólar, siendo las más apreciadas el franco suizo con 2.91%, la libra esterlina con 1.39%, el yen japonés con 1.24%, el dólar neozelandés con 1.19%, la corona checa con 1.08%, la corona danesa con 1.07% y el euro con 1.05%. Cabe notar que las dos divisas más apreciadas en la sesión, el franco suizo y la libra esterlina, avanzaron debido a que tanto el Banco Nacional de Suiza como el Banco de Inglaterra subieron sus tasas de interés esta mañana, con el objetivo de evitar que la inflación siga subiendo. Por su parte, el yen japonés se apreció por tratarse de una divisa refugio, lo que permitió una corrección a las pérdidas más recientes que llevaron al yen a una cotización de 135.59 yenes por dólar en la sesión de ayer, su mayor nivel desde octubre de 1998.

Es importante mencionar que el yen japonés sigue enfrentando el riesgo de depreciación hacia el cierre de la semana, pues este viernes es el anuncio de política monetaria del Banco de Japón, en donde el mercado anticipa que mantenga sus tasas de interés sin cambios, en un esfuerzo por permitir que la inflación se mantenga en terreno positivo y se observe una recuperación de la actividad económica. Debido a que esto confirmaría una mayor divergencia por las posturas monetarias menos flexibles de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo, no se puede descartar una depreciación del yen en las siguientes sesiones.

En los mercados de capitales se profundizaron las pérdidas, con el S&P 500 retrocediendo 3.25% y el Nasdaq perdiendo 4.08%. Con esto, ambos índices acumulan caídas desde su máximo histórico del 23.07% y 31.95% respectivamente. Las pérdidas en el mercado de capitales propician la demanda por divisas libres de riesgo como el franco suizo y el yen japonés. La mayor demanda por activos libres de riesgo también provocó que la tasa de las notas del Tesoro a 10 años registren una disminución de 9 puntos base, ubicándose en 3.19%.

En la sesión, el euro tocó un mínimo de 1.0381 y un máximo de 1.0601 dólares por euro. Por su parte, el euro peso tocó un mínimo de 21.1402 y un máximo de 21.7181 pesos por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 20.4280 pesos por dólar, 1.2349 dólares por libra y en 1.0550 dólares por euro.