Mercado de cambios

9/8/2022

Mercado de cambios

El peso inicia la sesión con pocos cambios, mostrando una apreciación de 0.03% o 1 centavo, cotizando alrededor de 20.24 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.2027 y un máximo de 20.2826 pesos, mostrando la menor variación diaria desde el 15 de abril. Lo anterior se debe a que el mercado está en espera de dos eventos relevantes entre las sesiones del miércoles y jueves.

1. El miércoles a las 7:30 horas se publicará la inflación de julio en Estados Unidos, que el mercado anticipa mostrará una disminución desde el 9.1% anual de junio. No obstante, existe incertidumbre y cautela, pues de observarse una lectura mayor a lo esperado es probable que se reanude la especulación sobre el ritmo de incrementos a la tasa de interés de la Reserva Federal.

2. El jueves a las 13:00 horas será el anuncio de política monetaria del Banco de México, en donde se espera que suba la tasa de interés en 75 puntos base, a 8.50%. Además del incremento a la tasa de interés, será relevante el tono del comunicado.

En el mercado cambiario, el índice ponderado del dólar muestra un retroceso de 0.20%. Las divisas más apreciadas son: el rublo ruso con 1.56%, la corona noruega con 0.49%, la corona danesa con 0.39%, el euro con 0.37% y la corona checa con 0.26%. El peso mexicano se ubica en la posición 17, siendo la divisa con la menor apreciación en la canasta amplia de principales cruces.

En el mercado de materias primas, el petróleo inicia la sesión con ganancias, con el WTI cotizando en 91.82 dólares por barril, con un aumento de 1.17%. Las ganancias se dieron tras darse a conocer que los flujos de petróleo ruso a través de Ucrania a Hungría, Eslovaquia y la República Checa se detuvieron la semana pasada. Lo anterior sucedió ya que las sanciones europeas impidieron el pago de la tasa de tránsito. Se estima que alrededor de 2.3 millones de barriles diarios de petróleo de Rusia pasan por los oleoductos y puertos. Asimismo, el oro sigue ganando terreno, cotizando en 1,791.15 dólares por onza, con un aumento de 0.12%.

En México la inflación de julio se ubicó en una tasa anual del 8.15%, su mayor nivel desde diciembre del 2000. A tasa mensual, la inflación se ubicó en 0.74%, la más elevada para un mes igual desde 1998. Lo anterior pone en evidencia que durante julio continuaron las presiones inflacionarias. Al interior, la inflación subyacente, que determina la trayectoria de la inflación general en el mediano y largo plazo, se ubicó en 7.65% anual, acumulando 20 meses consecutivos de incrementos y alcanzando su mayor nivel desde diciembre del 2000. A tasa mensual, la inflación subyacente se ubicó en 0.62%, siendo su mayor nivel desde julio de 1999. Cabe mencionar que, durante julio, la inflación subyacente explicó el 62.84% de la inflación general mensual.

Al interior de la inflación subyacente, el componente de mercancías alimenticias mostró un incremento mensual de 1.02% y anual del 12.09%, nivel no visto desde diciembre de 1999. Cabe mencionar que el componente de mercancías alimenticias acumula siete meses con una inflación mensual que supera el 1%, algo que no había ocurrido de forma similar desde finales de 1996 y comienzos de 1997. Por su parte, el componente de servicios mostró una inflación mensual de 0.50% y anual de 4.90%, explicado principalmente por bajas inflaciones de los componentes de vivienda (0.27% mensual) y educación (0.07% mensual). No obstante, el componente de otros servicios mostró un incremento mensual de 0.79%, ubicándose en una tasa anual del 6.87%, impulsado por tarifas de transporte aéreo a una tasa mensual de 5.23%, servicios turísticos de paquete con 3.47% mensual y hoteles con 3.86% mensual, debido principalmente a un factor estacional.

Por su parte, la inflación no subyacente, que incluye los productos con mayor volatilidad en su precio, se ubicó en 1.09% mensual y 9.65% anual, ligeramente por debajo de las expectativas, luego de que en la segunda quincena de julio la inflación no subyacente se ubicó en 0.00%, con una disminución quincenal de 0.19% en el componente de agropecuarios y un incremento de 0.17% en el componente de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. Así en el mes, los precios de los agropecuarios subieron 1.63% mensual, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 0.63%.

Entre las frutas y verduras, en julio destaca un incremento mensual en el precio del tomate verde (+20.41%), naranja (+15.51%), cebolla (+13.79%) y pepino (+13.77%). Entre los productos pecuarios, los mayores incrementos mensuales fueron en el precio del huevo (+8.31%), carne de cerdo (+3.40%) y pescado (+0.63%). Entre los energéticos, el gas doméstico natural subió 9.2% mensual, la gasolina de alto octanaje 0.37% y la de bajo octanaje 0.24%, con lo que los incrementos anuales de ambo tipos de gasolina se ubicaron en 7.92% y 7.60% respectivamente.

Con lo anterior, se mantiene la expectativa de que la inflación pudiera alcanzar 8.7% anual al cierre del año. Con este dato de inflación, se estima que el Banco de México subirá en 75 puntos base su tasa de interés a un nivel de 8.5%. Además, se espera que sigan señalando la presencia de tendencia al alza en el componente subyacente, en particular en las mercancías alimenticias, así como incrementos moderados pero sostenidos en la inflación no subyacente de energéticos.

Mercado de Dinero y Deuda

En el mercado de dinero, la tasa de las notas del Tesoro a 10 años muestra un incremento de 3.8 puntos base, ubicándose en 2.79%. En México, la tasa de los bonos M a 10 años muestra un incremento de 1 punto base, ubicándose en 8.39%.