Mercado de cambios

24/10/2022

Mercado de cambios

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.19% o 3.8 centavos, cotizando alrededor de 19.97 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 19.8981 y un máximo de 20.0070 pesos por dólar. Lo anterior se debe a un fortalecimiento del dólar estadounidense de 0.59%, de acuerdo con el índice ponderado. El dólar se fortalece principalmente por tres factores:

1. Los indicadores PMI preliminares de Europa mostraron un desempeño negativo durante octubre y confirman el riesgo de una recesión. En la Eurozona, el PMI de manufactura se contrajo de 48.4 a 46.6 puntos, acumulando nueve meses consecutivos a la baja y ubicándose por debajo del umbral de expansión durante cuatro meses consecutivos. Además, es el peor nivel del indicador desde mayo del 2020. En Alemania, el PMI de servicios mostró el peor desempeño, bajando a 44.9 puntos en octubre, mostrando seis meses consecutivos a la baja y ubicándose en su peor nivel desde mayo del 2020. En Reino Unido, el PMI de manufactura también mostró una caída importante a 45.8 puntos, su peor nivel desde mayo del 2020.

2. El mercado sigue especulando en contra del yen japonés. El yen muestra una depreciación de 1.04% y cotiza en 149.18 yenes por dólar, a pesar de que se presume una intervención del gobierno para frenar la caída del yen al comienzo de la sesión asiática. El yen japonés tocó brevemente una cotización de 145.56 yenes por dólar, para luego regresar a niveles cercanos a 149 yenes. El ministro de finanzas de Japón, Shunichi Suzuki, declinó hoy comentar sobre intervenciones en el mercado cambiario, pero mencionó que no tolerarán la especulación y tomarán acción en caso de observarse movimientos excesivos.

También se observan pérdidas para el yuan chino y los mercados de capitales en China. El yuan muestra una depreciación de 0.44%, alcanzando una cotización de 7.2633 yuanes por dólar, no visto desde el 18 de enero del 2008. En el mercado de capitales también se observaron pérdidas, con el Hang Seng de Hong Kong cayendo 6.36%, mientras que el índice CSI 300 de Shanghái perdió 2.93%. El nerviosismo de los mercados se debe a la confirmación sobre la continuidad en el poder de Xi Jinping. Aunque ya era algo esperado, la continuidad de su gobierno implica que seguirá la política de cero covid y tensiones con Estados Unidos.

3. El mercado sigue especulando sobre el futuro de la política monetaria en Estados Unidos y hay cautela en anticipación a la publicación del PIB del tercer trimestre programada para el jueves 27 de octubre a las 7:30 horas. Aunque el mercado anticipa un crecimiento trimestral anualizado de 2.3%, dejando atrás las dos caídas trimestrales en la primera mitad del año, esto puede alimentar la expectativa de que la Reserva Federal seguirá siendo agresiva en el ritmo de incrementos a la tasa de interés. Cabe recordar que el siguiente anuncio de política monetaria está programado para el miércoles 2 de noviembre, en donde se anticipa un incremento a la tasa objetivo de 75 puntos base, para llevarla a un rango entre 3.75% y 4.00%.

Entre los principales cruces del dólar, solo cuatro divisas ganan terreno, el rublo ruso con 0.38%, la rupia de indonesia con 0.30%, la libra esterlina con 0.05% y el won surcoreano con 0.04%. Las divisas más depreciadas son el rand sudafricano con 1.20%, el dólar australiano con 1.07%, el dólar neozelandés con 1.04%, el yen japonés con 0.89%, el shekel israelí con 0.71%, la corona sueca con 0.70% y el zloty polaco con 0.54%. El euro muestra una depreciación de 0.24%, cotizando en 0.9838 dólares por euro.

En cuanto a indicadores económicos, el domingo por la noche se publicaron datos relevantes en China que habían sido postergados por la celebración del congreso número 20 del Partido Comunista, en donde Xi Jinping aseguró un tercer periodo de cinco años como secretario general del partido y líder del país. El indicador más relevante fue el PIB del tercer trimestre, mostrando un crecimiento trimestral de 3.9%, superando las expectativas del mercado de 2.8% y avanzando a una tasa anual de 3.9%, por arriba del 3.3% esperado y acelerándose con respecto al segundo trimestre, cuando la economía creció solamente 0.4% anual. Por su parte, la producción industrial de septiembre creció 6.3% anual, superando la expectativa de 4.8% y siendo su mayor crecimiento anual desde julio del 2021. Las exportaciones también mostraron un crecimiento acelerado en septiembre de 5.7% anual medido en dólares, por arriba del 4.0% esperado. Medido en yuanes, las exportaciones de China crecieron 10.7% anual. No todos los datos fueron positivos, pues las ventas minoristas crecieron 2.5% anual en septiembre, desacelerándose desde 5.4% en agosto, mientras que la inversión en bienes raíces acumulada en el año muestra una caída de 8.0% a septiembre, profundizando desde el -7.4% en agosto.

En México se publicó la inflación al consumidor de la primera quincena de octubre, confirmando que persisten las presiones inflacionarias. A tasa anual, la inflación general se ubicó en 8.53%, bajando por tercera quincena consecutiva desde el pico de 8.77% en la segunda quincena de agosto. No obstante, a tasa quincenal la inflación se ubicó en 0.44%, por arriba de la inflación quincenal promedio en las primeras 18 quincenas del año de 0.34%, lo que indica que los precios siguen subiendo a un ritmo acelerado en su comparación quincenal.

Al interior, las presiones continuaron explicadas por el componente subyacente, que mostró una inflación anual del 8.39%, subiendo por 10 quincenas consecutivas y alcanzando su mayor nivel desde la segunda quincena de agosto del 2000. Cabe recordar que la inflación subyacente incluye los productos y servicios de menor volatilidad, por lo que ayuda a explicar la trayectoria de la inflación en el mediano y corto plazo. Presiones sostenidas al alza sobre el componente subyacente indican que los riesgos al alza para la inflación general persisten. Dentro del componente subyacente, la inflación se mercancías alimenticias se aceleró, ubicándose en 13.87% anual, su mayor nivel desde la segunda quincena de noviembre de 1999, mientras que a tasa quincenal se ubicó en 0.64%, por arriba de la inflación quincenal promedio en las primeras 18 quincenas del año de 0.59% en el componente.

Las mercancías no alimenticias también mostraron una inflación quincenal significativa de 0.40%, ubicándose en una tasa anual de 8.02%. Por su parte, los servicios avanzaron a una tasa quincenal de 0.30% ubicándose en 5.29% anual, aunque al interior, destacan presiones al alza en el componente de otros servicios, subiendo 0.54% quincenal y ubicándose en 7.31% anual. Dentro de otros servicios, los incrementos se deben a las tarifas de transporte aéreo que subieron 5.92% quincenal, servicios profesionales con 5.01%, servicios turísticos con 4.87%, paquetería con 0.71% quincenal y loncherías, fondas, torterías y taquerías con 0.61%, indicando incrementos en precios de alimentos preparados. De forma general, la inflación subyacente explicó el 72.6% de la inflación general en la primera quincena de octubre.

El componente no subyacente, que incluye productos con precios más volátiles, se ubicó en 8.95% anual, bajando desde 9.70% en la quincena inmediata anterior. Lo anterior explica la disminución de la inflación general a tasa anual. A pesar de esto, a tasa quincenal el componente no subyacente mostró una inflación del 0.48%, concentrado en los precios de energía, con ese componente subiendo 1.83% quincenal. Las tarifas de electricidad subieron 17.46%, la gasolina de bajo octanaje 0.37% y la gasolina de alto octanaje 0.29%. Por su parte, frutas y verduras mostraron una disminución quincenal de 0.88%, aunque al interior varios productos mostraron incrementos significativos a tasa quincenal, como la calabacita con 19.12%, el melón con 11.03%, el jitomate con 9.31% y los nopales con 8.82%.

En resumen, la inflación general de la primera quincena de octubre, disminuyó debido al componente no subyacente, mientras que se siguen observando presiones inflacionarias relevantes en el componente subyacente que determina la trayectoria de la inflación en el mediano y largo plazo. Por lo anterior, lo más probable es que la inflación siga al alza y no se descarta que pueda tocar un nivel de 9.0% en diciembre.

Mercado de Dinero y Deuda

En Estados Unidos, la tasa de los bonos del Tesoro a 10 años muestra un retroceso de 2.5 puntos base, ubicándose en 4.19%, indicando una mayor demanda por instrumentos libres de riesgo. En México, la tasa de los bonos M a 10 años inició sin cambios en 9.92%.