Mercado de cambios

25/4/2022

Mercado de cambios

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.71% o 14.4 centavos, cotizando alrededor de 20.37 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.2092 y un máximo de 20.4856 pesos. La depreciación del peso se debe a la aversión al riesgo ante preocupaciones de que la economía china podría deteriorarse durante el segundo trimestre, debido a las fuertes medidas de confinamiento. El gobierno de China ha anunciado medidas para algunas zonas de Beijing, lo que ha desatado compras de pánico y la especulación de que podrían anunciar un confinamiento masivo como en Shanghái. Las muertes diarias relacionadas al coronavirus en Shanghái se han disparado de 7 a 145 en las últimas dos semanas.

China es un motor manufacturero a nivel global y su desaceleración económica implica una desaceleración para el mundo. Ante esto, se estima que la demanda global por materias primas con fines industriales podría caer. En el mercado de materias primas, el WTI inicia con un retroceso de 4.93%, cotizando en 97.04 dólares por barril, mientras que el brent pierde 4.80%, cotizando en 101.51 dólares por barril. Entre los metales industriales, el aluminio pierde 4.38%, el cobre 2.31%, el níquel 1.34% y el mineral de hierro cae 6.74%. Entre los commodities agrícolas, el maíz retrocede 0.16%, la soya pierde 1.66% y el trigo sube 0.75%.

En el mercado de capitales, el índice de Shanghái perdió 4.94% en la sesión, acumulando una caída de 9.65% en lo que va de abril y un retroceso del 35.68% desde el máximo histórico del 18 de febrero del 2021. El Hang Seng de Hong Kong perdió 3.73% y el Nikkei 225 perdió 1.90%. En Europa, el FTSE 100 de Londres pierde 1.92%, mientras que el DAX de Alemania retrocede 1.21%. Finalmente, en el mercado de futuros el S&P 500 y el Nasdaq muestran retrocesos cercanos al 0.85%. Entre los activos del Tesoro, la tasa de las notas del Tesoro a 10 años muestra un retroceso de 8.5 puntos base, ubicándose en 2.81%, ante una mayor demanda por activos libres de riesgo.

En el mercado cambiario la mayoría de las divisas pierde terreno frente al dólar, siendo las más depreciadas el florín húngaro con 0.97%, el real brasileño con 0.96%, el won surcoreano con 0.84%, el dólar australiano con 0.83%, el ringgit de Malasia con 0.73%, el yuan chino con 0.72% y la rupia de indonesia con 0.70%, siendo en su mayoría divisas de países productores de materias primas o con una estrecha relación comercial con China. En contraste, las tres divisas que ganan terreno frente al dólar son el rublo ruso con 1.45%, el yen japonés con 0.29% y el franco suizo con 0.22%. El índice ponderado del dólar muestra un avance de 0.35%, alcanzando un nuevo máximo desde el 28 de mayo del 2020.

En la semana, es probable que el mercado siga especulando sobre la economía China y sobre el futuro de la política monetaria en Estados Unidos. Este jueves se publicará el crecimiento económico del primer trimestre en Estados Unidos y el viernes la estimación oportuna de crecimiento económico en México. Para Estados Unidos, Grupo Financiero Base estima un crecimiento trimestral del 0.35%, equivalente a un crecimiento trimestral anualizado del 1.4%. Para México, Base estima un crecimiento trimestral del 1.4%.

En cuanto a indicadores económicos, esta mañana se publicó el IGAE de febrero, mostrando un crecimiento mensual casi nulo de 0.01%, luego de crecer 0.44% durante enero. A tasa anual, el crecimiento del IGAE fue de 2.69%. Al interior, las actividades primarias se contrajeron 3.82%, mientras que las actividades secundarias (actividad industrial) se contrajeron 1.05%, debido a la minería que se contrajo 6.61% y a la construcción que retrocedió 1.54% mensual. Por su parte, la manufactura continuó creciendo a una tasa mensual de 0.58%, avanzando durante cinco meses consecutivos y mostrando un crecimiento anual del 6.89%. Finalmente, las actividades terciarias (comercio y servicios) crecieron 0.62% mensual y 2.78% anual.

 

Mercado de Dinero y Deuda

La tasa de las notas del Tesoro a 10 años muestra un retroceso de 8.5 puntos base, ubicándose en 2.81%, ante una mayor demanda por activos libres de riesgo. En México, la tasa de los bonos M a 10 años inicia sin cambios, ubicándose en 8.83%.