Mercado de cambios

24/8/2022

Mercado de cambios

El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.36% o 7.1 centavos, cotizando alrededor de 19.91 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un máximo de 20.0107 y un mínimo de 19.9061 pesos. La apreciación del peso se debe principalmente a dos factores:

 

1.       Los precios de las materias primas siguen al alza, favoreciendo a un grupo de divisas en donde destacan las de países productores de commodities. El petróleo inicia la sesión con ganancias, cotizando en 94.87 dólares por barril, con un aumento de 1.21%, pues el mercado sigue mostrando preocupaciones en torno a su oferta, ante la posibilidad de que la OPEP y sus aliados puedan recortar su producción conjunta. El florín húngaro avanza 0.41%, el real brasileño 0.40%, el peso mexicano 0.36%, el won surcoreano 0.26% y la corona noruega 0.16%. Cabe notar que la apreciación del peso es contraria al comportamiento de la mayoría de las divisas, pues el índice ponderado del dólar avanza 0.16% frente a sus principales cruces.

2.       La expectativa de que Banco de México seguirá subiendo su tasa de interés, luego de que la inflación en México de la primera quincena de agosto sorprendió al alza.

En México, la inflación de la primera quincena de agosto se ubicó en una tasa anual de 8.62%, superando las expectativas del mercado y ubicándose en su mayor nivel desde la segunda quincena de diciembre del 2000. A tasa quincenal, la inflación se ubicó en 0.42%, superando las expectativas del mercado y siendo su mayor nivel para una quincena igual desde 1998. Con esto, es evidente que continúan las presiones inflacionarias y que en México la inflación no ha tocado un pico. La inflación general a tasa quincenal fue 2.2 veces su promedio histórico de 2003 a 2021.

Al interior, la inflación subyacente, que determina la trayectoria de la inflación general en el mediano y largo plazo, se ubicó en una tasa anual de 7.97%, subiendo por sexta quincena consecutiva y alcanzando su mayor nivel desde la segunda quincena de noviembre del 2000. A tasa quincenal, la inflación subyacente se ubicó en 0.49%, superando ampliamente las expectativas del mercado y siendo su mayor nivel para una quincena igual desde 1998. Con esto, la inflación subyacente quincenal fue 3.2 veces su promedio histórico entre 2003 y 2021. La elevada inflación general en la primera quincena de agosto estuvo explicada casi en su totalidad por el componente subyacente con una incidencia del 86.9%, frente a una incidencia del componente no subyacente de solo 13.1%.

En la inflación subyacente, los precios de las mercancías siguen al alza, subiendo a una tasa quincenal de 0.72% y ubicándose en una tasa anual del 10.43%. Al interior, se observan presiones más elevadas en las mercancías alimentarias a una tasa quincenal de 0.83% y anual de 12.73%, nuevo máximo desde la segunda quincena de diciembre de 1999. Tan sólo las mercancías alimenticias explicaron el 44.9% de la inflación general en la primera quincena de agosto. Entre los genéricos, las mercancías cuyo precio muestra mayores incrementos a tasa anual son: harinas de trigo (36.01%), aceites y grasas vegetales comestibles (31.08%), pan blanco (28.50%), jabón para lavar (27.43%), aceites lubricantes (23.26%), tortillas de harina de trigo (23.11%) y pasteles, pastelillos y pan dulce (22.90%). En su mayoría productos derivados de granos.

El componente de servicios mostró una inflación quincenal de 0.22% y anual del 5.16%. Al interior, el componente de otros servicios subió a tasa quincenal de 0.12% y anual de 7.24%. A tasa anual los genéricos con mayor incremento en precio son los servicios turísticos de paquete (18.76%) y los servicios de transporte aéreo (11.86%). El componente de educación (colegiaturas) subió 0.97% quincenal y 3.73% anual, debido al factor estacional del regreso a clases.

Por su parte, el componente no subyacente se ubicó en una tasa quincenal de 0.22% y anual del 10.59%. Al interior el componente de energéticos no mostró variaciones con respecto a la quincena anterior, mostrando un incremento anual de 8.51%. A pesar de esto, al interior la gasolina de alto octanaje subió 0.16% quincenal y la de bajo octanaje 0.13% quincenal, mientras que el gas doméstico LP bajó 0.09% y la electricidad bajó 0.44% quincenal. Si bien el componente de energéticos no mostró presiones en la quincena, esto no implica que hayan desaparecido las presiones sobre precios de las gasolinas que se encuentran artificialmente controlados.

Finalmente, se observan presiones en el componente de productos agropecuarios, con una inflación quincenal de 0.45% y anual del 14.50%. Al interior, las presiones se concentraron en las frutas y verduras con una inflación quincenal de 1.65%, mientras que los productos pecuarios bajaron de precio 0.51% quincenal. Solamente en la quincena, los productos agropecuarios con mayor incremento en su precio fueron la cebolla (37.66%), el limón (6.90%), la uva (4.24%), la naranja (4.23%), la sandía (4.16%), la papaya (3.18%) y la papa y otros tubérculos (2.36%).

Debido a que persisten las presiones al alza en precios sobre la inflación subyacente de mercancías alimentarias y sobre los precios de frutas y verduras en el componente no subyacente, es probable que la inflación general siga observando presiones adicionales al alza en los próximos meses. Adicionalmente, existen riesgos al alza para los precios de los energéticos. Si bien a nivel internacional han disminuido los precios de las gasolinas, esto solo se traduce en menores presiones para el gasto del sector público, pues los precios de las gasolinas están controlados de forma artificial y no se pueden descartar presiones al alza en precios internacionales hacia finales del año, en particular si la OPEP decide limitar los suministros de petróleo o si Rusia decide limitar los suministros de energía, principalmente gas, al resto de Europa.

Por lo anterior, Grupo Financiero Base mantiene sin cambios la previsión de inflación al cierre del año de 8.7% anual. Asimismo, es probable que Banco de México siga subiendo su tasa de interés, hacia un nivel entre 9.5 y 10% al cierre del año.

En cuanto a indicadores económicos, en Estados Unidos se publicó que el avance de los nuevos pedidos de bienes duraderos de julio, que no mostró cambios con respecto al mes anterior, por debajo de las expectativas del mercado que esperaba un alza de 0.8% y por debajo del crecimiento mensual de 2.2% de junio, de acuerdo a cifras revisadas. Por otro lado, los nuevos pedidos de bienes duraderos excluyendo los equipos de transporte crecieron a tasa mensual de 0.3%, por encima del 0.1% esperado por el mercado.

Mercado de Dinero y Deuda

En el mercado de dinero, la tasa de las notas del Tesoro a 10 años muestra un incremento de 1 punto base, ubicándose en 3.05%. En México, la tasa de los bonos M a 10 años sube 3 puntos base, ubicándose en 8.94%.